jueves, 7 de febrero de 2013

El Enlotado

Ahora que estoy unos días en casa me gusta, por las mañanas o por las tardes, darme un paseo por alguna de las ganaderías de mi tierra. Me llevo la cámara para hacer algunas fotos pero eso es lo de menos. Lo importante es la sensación que experimentas allí. La naturaleza te rodea y la belleza te invade. El toro bravo en el campo es de las cosas más bonitas del mundo. Y mientras andaba entre la hierba observando a algunas vacas se me ocurrió escribir de la vida del toro en el campo. En sucesivas entradas, paso a paso, intentaré desglosar la vida regalada de este animal tan bello.

Una tarde observando a las vacas me vino la vida del toro a la mente
Y es curioso pero todos esos años en el campo comienzan en un despacho. La vida del toro comienza, tras el tentadero, en el enlotado. Es de las faenas más minuciosas que realiza el ganadero. He conocido a algunos que tardaban cinco o seis meses en decidir que vaca iría con que semental.

El ganadero visita el cerrado de los sementales, donde están todos esperando la temporada de cubrición, y decide cuáles va a echar a las vacas y cuáles no. Esta decisión se toma en función de muchas variables. Se tiene en cuenta cómo está dando cada semental, si está sano y fuerte e incluso la edad, ya que hay toros viejos que ya no cubren y llega el momento que se quedan sin lote. Otros son jóvenes en periodo de prueba, debido a ello llevan menos vacas en su lote para ir calificando su descendencia antes de pasar a semental contrastado.

El ganadero en el cerrado de los sementales decide cuales padrearán
 Así, una vez elegidos los sementales que van a cubrir y con el entramado de vacas disponibles el ganadero se dispone a enlotar. Es una tarea muy personal y difícil de realizar. Hay que tener en cuenta la consanguinidad y no echarle a un semental sus propias hijas o nietas. Otro factor ha tener en cuenta es como esté dando cada vaca y cada semental y, a partir de ahí, se van complementando características. Una vaca que de mucha clase pero que no de mucha fuerza se echa a un semental que de más fuerza y que le falte algo de clase. También se complementan morfológicamente. Una vaca con poca cara se suele echar a un semental con mucha cara y al revés.

Un semental con cara suele cubrir vacas con menor presencia
 Con todo ello el ganadero intenta que el producto que salga de la mezcla sea el mejor posible, aunque después no siempre sale como uno quiere. A las variables anteriores se le suman los "experimentos" e innovaciones que siempre los ganaderos hacen. Aunque una vaca le esté dando bien con un semental lo ponen con otro a ver si da mejor, algunos sementales se echan por nota y hechuras, sin tentar, para ver que tal dan... Aunque todo esto es muy subjetivo y depende de cada ganadero.

Al final de los cinco o seis meses dándole vueltas a los libros y a la cabeza el ganadero tiene enlotado cada semental con sus vacas correspondientes. Luego se selecciona el cerrado a donde irá cada lote. Este último parámetro tampoco se toma a la ligera. Los sementales más viejos van a cerrados más pequeños y con menos monte donde pueden controlar mejor a las vacas y donde sufren menos. Los más nuevos a los cerrados más grandes y escarpados.

Los cerrados más "cómodos" se reservan a los sementales de más edad
 Una vez finalizado todo el proceso se le da la libreta al mayoral y al vaquero para que lleven a cabo el enlotado de los sementales con sus vacas. Así termina el enlotado y dejando actuar a la naturaleza comienza la vida, la vida del toro bravo...

1 comentario:

  1. Felicidades, Alberto. Hoy hé aprendido muchas cosas, gracias a ti. En primer lugar, la palabra "enlotado", que no figura en ningùn de mis diccionarios, pero puso entender siguiendo la lectura. El cubrimiento no se pasa por casualidad, porqué los sementales y sus "señoritas" elegidas estan apartados, cosas que yo no sabia.

    Muy interesante entrada: claro que los ganados bravos en el campo son una belleza incomparable. Gracias sobre todo de abrirme al conocimiento sobre el enlotado y un gran saludo.

    ResponderEliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, faltar el respeto a alguien, agredir verbalmente o es un comentario "antitaurino" faltando el respeto a los demás no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.